Mes Europeo de Concienciación sobre el TDAH

En 2017, bajo el hashtag #womenandgirls, pedimos la difusión de una declaración con recomendaciones y un llamamiento a la acción para dar más visibilidad a niñas y mujeres con TDAH.

                                                Mes Europeo del TDAH de ADHD-Europe
                                            Declaración sobre el TDAH en niñas y mujeres
Octubre de 2017

Estimados políticos, profesionales y público en general,
En su Mes Europeo del TDAH, ADHD-Europe, la organización que agrupa en
Europa a las organizaciones de apoyo al TDAH de ámbito nacional y regional,
quiere este año pedir una mayor atención a la situación a la que se enfrentan
las innumerables mujeres y niñas con TDAH en toda Europa y en el mundo.

Decimos innumerables porque debido a las diferencias en cómo el TDAH
se presenta en las mujeres y las niñas y a la falta de comprensión que rodea a
esta condición, los resultados en muchos casos es que no están
diagnosticadas o, si lo están, suele haber un mal diagnóstico. Como
consecuencia del mal o nulo diagnóstico, estas niñas y mujeres deben hacer
frente una cadena de desafíos, muchos de los cuales esbozamos en esta
Declaración. Somos ADHD Europe y esperamos que Europa y el mundo
escuchen nuestra llamada y una luz brille sobre estas mujeres que, con
reconocimiento y apoyo, pueden convertirse en miembros activos de sus
comunidades y países y desarrollar su potencial.

Esta declaración resume las experiencias de niñas y mujeres con TDAH, y
de quienes trabajan con ellas, así como la evidencia científica alcanzada hasta
la fecha. También proporcionamos nuestras recomendaciones y llamamientos
a la acción, que son necesarios urgentemente para abordar este problema.

Un cuerpo emergente de la investigación y de experiencia en la práctica
nos dice que evaluar y diagnosticar el TDAH en niñas y mujeres es más
complicado que en varones. En parte esto es porque, por un lado, en ellas el
TDAH puede tener una aparición más tardía y, por otro, se manifiesta de forma
diferente.

En primer lugar, se piensa que es más común en mujeres el tipo de TDAH
inatento que en hombres y los síntomas de TDAH inatento aún son mal
entendidos por los profesionales médicos, lo que hace que muchos
profesionales a menudo los confundan con trastornos del estado de ánimo,
ansiedad u otra afección relacionada. De hecho, en las mujeres, el TDAH
puede presentarse como problemas más sutiles o internos (por ejemplo,
ansiedad, falta de atención) y menos problemas externos (por ejemplo,
comportamiento desafiante, agresión). Pese a que las chicas pueden no
parecer impulsivas externamente o hiperactivas en el aula, tienden a
internalizar sus comportamientos, y sus pensamientos pueden causarles una
enorme distracción y agitación interna, añadido a una falta importante de
habilidades sociales.

El TDAH en las mujeres también se vincula con mayor desregulación
emocional y problemas de salud mental. Esto puede tener una base biológica,
porque la investigación también ha demostrado que los cambios en los niveles
de estrógeno en el cerebro pueden afectar mucho a las niñas con síntomas de
TDAH durante la pubertad y más allá, haciéndoles más susceptibles a cambios
de humor premenstruales severos, depresión y/o ansiedad. Durante la
adolescencia, las niñas con TDAH pueden carecer de las estrategias
necesarias para salir adelante y las que utilizaron durante la niñez pueden no
funcionarles ya. Como resultado, son susceptibles de tener más disfunciones
en la evaluación del funcionamiento social, escolar y familiar que las niñas sin
TDAH.

Si una niña con TDAH se queda sin diagnosticar o sin un tratamiento, a
medida que entra en la adolescencia y la edad adulta, casi inevitablemente
encontrará una serie de problemas de ajuste que pueden conducir a trastornos
adicionales, como un trastorno alimentario (bulimia, anorexia) o trastorno de la
personalidad. Además, pueden presentarse otros comportamientos típicos de
estas niñas que incluyen la actividad sexual temprana impulsada por la
necesidad de sentirse bien, un sentido equivocado de querer ser querido y ser
popular -un tipo de autotratamiento para la baja autoestima crónica-; este
comportamiento, a veces impulsivo, conduce a relaciones sexuales sin
protección, una mayor proporción de embarazos de adolescentes e
infecciones de transmisión sexual o también un hábito de fumar temprano
durante sus años escolares.

Por lo tanto, el TDAH no diagnosticado tiene como consecuencia mujeres
adultas con TDAH que tienen más probabilidades de experimentar divorcio,
formar una familia monoparental, alcanzar poca formación, estar
subempleadas o desempleadas, sufrir de insomnio, fibromialgia, estrés
constante debido a la dificultad en el manejo de las demandas de la vida
cotidiana que la sociedad espera que hagan y una menor esperanza de vida
que las tratadas por TDAH debido a accidentes.

Por lo tanto, cuando no se diagnostica y no está suficientemente apoyada,
la condición de las mujeres con TDAH supone una pesada carga para ellas
mismas y para la sociedad, por lo que se ha de enfatizar mucho la importancia
de la identificación temprana y el tratamiento del TDAH en niñas y mujeres.

Para lograr este objetivo, los indicadores (síntomas) del TDAH en mujeres y
niñas necesitan ser mejor comprendidos por los padres, profesores,
profesionales de la salud y la sociedad en general. Una evaluación para el
diagnóstico de TDAH en las niñas y las mujeres debe tener en cuenta la
historia de los síntomas basados en la forma en que el TDAH se presenta en
ellas. Sobre todo, un rendimiento académico satisfactorio no debe descartar
un diagnóstico, ya que el TDAH también se da en mujeres muy inteligentes.

Recomendaciones / Llamamientos a la Acción:

Debido a que la evaluación del TDAH es más complicada en las niñas y
mujeres, es necesario:

- más investigación centrada en la forma en que el TDAH aparece en ellas
(es decir, cómo se presenta clínicamente);
- listas de verificación específicas de género para identificar y
diagnosticar a las niñas y mujeres con TDAH;
- que se establezca un sistema de detección que evalúe el TDAH en niñas
y mujeres que presentan trastornos alimentarios, ansiedad, depresión,
problemas del sueño, trastornos de la personalidad, abuso de alcohol y
sustancias y fibromialgia.

- Más formación para padres, pediatras, psiquiatras de
niños/adolescentes/adultos y psicólogos sobre:
a) los indicadores del TDAH en niñas y mujeres;
b) las comorbilidades que con frecuencia acompañan al TDAH en niñas
y mujeres;
c) el papel de la emocionalidad en este tipo de TDAH;
d) la forma en que los estrógenos afectan a los cambios del estado de
ánimo en las niñas con TDAH cuando alcanzan la pubertad;
e) la prevalencia de trastornos alimentarios en niñas con síntomas de
TDAH y
f) la prevalencia de ansiedad y depresión en niñas y mujeres con TDAH.